Casa de encuentro con los mejores artesanos

Desde el principio, fue el mejor lugar para conocer y adquirir la obra de los mejores artesanos del país, desde un hermoso y útil pilón hasta la más artística talla de santo. Porque desde sus inicios, la unión de esfuerzos entre Bacardi y el Instituto de Cultura de Puerto (ICP) garantizó la calidad de la selección.

En la primera Feria, participaron artesanos que hoy son maestros del arte popular, reconocidos en y fuera de Puerto Rico. Entre ellos, Don Domingo Orta, patriarca de tallistas de santos; Elpidio Collazo, cuyos pájaros en madera son piezas de colección; don Emilio Rosado, fallecido tallador de gallos, reconocido por el National Endowment for the Arts; don Celestino Avilés, padre de una familia de artesanos, hoy, tallador de santos; entonces, elaborador del corozo; y doña Nelly Rivera, cuyas estampas infantiles en cerámica son muy preciadas.

La Feria ha distinguido a los mejores artesanos del país: fabricantes de instrumentos musicales; talladores de santos, de insectos; tejedores de bejuco, de soles de Naranjito y Maracaibo, creadoras de muñecas trapo, artesanos de corozo, tejedoras de mundillo. Desde la familia de Julio Rivera Negrón, en la Primera Feria hasta José Pelegrina, Marie Frances Lugo y Angel Rivera, entre otros en el 2000.

Cada domingo sobre 175 artesanos –seleccionados por el ICP, Promoción Artesanal de la Compañía de Fomento Industrial y Oficina de Asuntos Culturales de la Compañía de Turismo de Puerto Rico -- exponen su obra en la Feria. Muchos de ellos trabajan con ahínco todo el año para prepararse para ese día.

Desde sus comienzos la Feria Bacardi ha reconocido las manos puertorriqueñas de nuestros Maestros Artesanos y anualmente la Feria es dedicada a un Maestro Artesano.

Fue en la Feria donde nuevas generaciones de artesanos vieron, tal vez, por primera vez trabajar a un maestro artesano. Descubrieron un lugar donde exponer y ambicionar reconocimiento. Por 30 años, Bacardi Corporation ha provisto –sin costo alguno para el artesano-- un hermoso y amplio lugar, cómodas instalaciones, entretenimiento, seguridad y un público que cada día crece, conoce y valora más la obra de la manos puertorriqueñas de nuestros artesanos.

A partir del año 2000 se inicia el reconocimiento de las nuevas generaciones de manos puertorriqueñas a través de la exaltación del premio al Joven Artesano del Año. El primero en recibir esta distinción lo fue Ángel M. Rivera, joven tallador.

La Feria Bacardi también ha convertido en tradición el regalar en Navidad artesanías puertorriqueñas, y son miles las personas que han acuñado la frase “En Navidad regale Artesanía”.

Volver